A diferencia de los exfoliantes caseros corporales hechos únicamente con aceite y azúcar, los exfoliantes emulsionados se convierten en una cremosa loción al contacto con el agua y dejan una piel suave sin residuos oleosos. #exfoliante #natural
Print

Exfoliante Casero

A diferencia de los exfoliantes caseros corporales hechos únicamente con aceite y azúcar, los exfoliantes emulsionados se convierten en una cremosa loción al contacto con el agua y dejan una piel suave sin residuos oleosos.

Ingredients

  • 50 g aceite (usé aceite de almendras dulces)
  • 10 g manteca de cacao
  • 10 g manteca de karité
  • 10 g cera de abeja o de candelilla
  • 15 g cera emulsionante
  • 1 g aceite esencial usé lavanda, romero y limón
  • 1 g cosgard u otro conservante natural utilizado a la dosis recomendada
  • 135 g azúcar

Instructions

  • Pesa y combina los primeros 5 ingredientes: los aceites (pero no aceites esenciales), mantecas y ceras.
  • Derrite los aceites, mantecas y ceras a baño María (o en el microondas, si lo prefieres).
  • Una vez derretido, retíralo del fuego y ve moviendo a medida que la mezcla se enfríe. Puedes usar una mini-batidora para mezclarlo mejor y hacer una mezcla cremosa, pero no es esencial.
  • Una vez que la mezcla se haya enfriado un poco (idealmente por debajo de 45ºC / 115ºF), puedes comenzar a agregarle los aceites esenciales y el conservante.
  • Asegúrate de que los aceites esenciales y el conservante estén bien incorporados y luego comienza a agregarle el azúcar. Añade el azúcar lentamente y vigila la consistencia del producto a medida que lo vayas añadiendo. Usa tanto azúcar como quieras para lograr la consistencia deseada. (Recomiendo entre 120-150g.)
  • Para usar el exfoliante corporal de azúcar, saca una pequeña cantidad en las manos y empieza a frotarlo sobre los brazos y piernas mojados (o cualquier zona que quieras exfoliar e hidratar) con un movimiento circular. Cuando la mezcla entra en contacto con el agua, se forma una crema y el azúcar comienza a disolverse y hace que el producto sea más suave y menos abrasivo. Enjuaga para quitar los gránulos de azúcar restantes y seca la piel. Ya debes tener la piel suave e hidratada.